Las NINIS,¿Un retroceso a la Equidad de Género?

Image

por:Beatríz Bonfil Castro

    Durante la semana anterior, escuchando en la radio a un comentarista que analizaba una delicada cuestión referente al grupo de jóvenes que en nuestro país apodan Los Nini, quedé sorprendida por lo abultado del número que lo conforman. Como es de todos sabido, ha crecido de tal forma la cantidad de personas entre los 16 y los 25 años que no asisten a escuela alguna y carecen de trabajo como resultado de una mala planeación gubernamental, que actualmente son carne de cañón para los grupos delincuenciales organizados a lo largo y ancho del país, o por lo menos candidatos a migrar hacia el vecino país del Norte en busca de un trabajo mejor remunerado respecto a la tabulación nacional del empleo, a pesar de todos los peligros que actualmente implica.

    Sobra decir que las causas que han llevado a nuestra juventud a tan crítica situación son múltiples. Entre ellas destaca el afán de privatizar la educación que ha provocado la disminución progresiva y constante de presupuestos para todos los niveles escolares mientras se favorece la multiplicación de escuelas llamadas particulares, frecuentemente sin la supervisión adecuada de sus planes y programas ni de la capacidad de sus cuerpos docentes, lo que redunda en malos resultados para el nivel del alumnado. Pero aún en los casos en que estas escuelas sean excelentes, para muchos de los habitantes dela Repúblicamexicana representa un enorme esfuerzo el pago de colegiaturas para garantizar una buena preparación académica a sus hijos, y para la gran mayoría de ellos resulta imposible de considerar dentro del exiguo presupuesto familiar. Junto a esto, el deterioro de la educación pública gratuita que está consagrada en nuestra Constitución como obligatoria, a más de que las escuelas no aumentan su número en la misma proporción que el crecimiento de la población haría necesario.

    Otra importante causa del fenómeno Nini radica en las políticas gubernamentales de las últimas décadas, preocupadas sólo en apoyar a los capitales -mientras más grandes, mayor apoyo obtienen en exensión de impuestos y facilidades financieras de todo tipo- so pretexto de que son generadores de empleo. La mayoría de las grandes empresas nacionales y extranjeras no sólo no reinvierten sus ganancias en nuestro país, sino que mantienen la actitud permanente de dejar a sus trabajadores sin las prestaciones de ley acudiendo a tramposos tipos de contrataciones. Hay menos derrama económica, y en un terrible círculo vicioso quiebran las empresas pequeñas que no pueden competir contra los grandes tiburones del dinero. La economía interna se paraliza y como resultado último hay cada vez menos empleos disponibles. No sólo se desocupa a gente que ya trabajaba, se deja de crear el número de empleos que requiere la población juvenil en crecimiento.

     Y dentro de la gravedad de esta problemática que golpea a la juventud, se esconde otro problema que representa un retroceso en los logros de género conseguidos a lo largo de la segunda mitad del siglo XX: el 75% de los Ninis son mujeres. Las familias regresan a las antiguas y aparentemente superadas costumbres de obligar a sus hijas a ceder el lugar para estudiar o trabajar al hermano varón. Ellas son obligadas a quedarse en casa, a servir sin remuneración alguna, bajo el supuesto machista de que no necesitan más que aprender las labores domésticas porque cuando se casen serán mantenidas por el marido.

    Las jóvenes saben que el mercado de trabajo es escaso, que independizarse sin contar con medios económicos las expone a graves riesgos como la trata de personas o el ingreso a pandillas y grupos delincuenciales. que cada vez con más frecuencia cuentan con mujeres entre sus filas. Desde mi sitio de observadora pregunto: ¿Qué podemos hacer para evitar que se sigan dando pasos atrás en el lugar que con tanto esfuerzo ha ganado la mujer en nuestra sociedad, en su autoestima? ¿Cómo levantar la voz para hablar por ellas, a qué medios recurrir para evitar esta degradación en medio de la terrible situación actual del país?

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s