BAILARINES MEXICANOS EMIGRAN…

Image   Los bailarines mexicanos después de obtener una sólida  formación en su país han emigrado en busca de lo que aquí no encontraron: oportunidades de trabajo, crecimiento artístico, aplausos y reconocimiento. Una vez que cruzan las fronteras, las trayectorias que forjan con mérito propio se vuelven casi un misterio en México por una carencia de políticas culturales, por ignorancia de las instituciones, desinterés de los investigadores especializados en esta disciplina, falta de espacios para que los propios ejecutantes den a conocer sus trayectorias, entre otras causas. Esfuerzos en este sentido sí se han dado, dos de ellos son los que encabezan el crítico de danza César Delgado a través del proyecto permanente Diccionario biográfico de la danza mexicana, y de la maestra e investigadora Rocío Barraza, creadora del sitio de Internet “danzadance. org”, una red internacional de promoción y difusión de la danza y artes escénicas. Los especialistas abundan sobre los ejecutantes de trayectoria internacional.“El panorama de los bailarines en el extranjero es alentador, rico y diverso, algo que nos hace sentir orgullosos pero que nos obliga a pensar que se han ido porque en México no encontraron las oportunidades que sí tuvieron en otros países”, explica Delgado.

      La efervescencia de los bailarines -agrega- se ha dado desde hace varios años. “Siempre los ha habido, ahora es más notorio por los niveles que han alcanzado y por la gran cantidad, pero en México no lo sabemos por un problema serio de política cultural, las instituciones no han puesto atención a lo que está pasando. Por ejemplo, el Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de la Danza José Limón (CENIDI-Danza) debería tener un trabajo que diera cuenta de esto pero no existe, lo que refleja que es un centro alejado del medio dancístico mexicano”, lamenta. Barraza, encontró en Internet y en las redes sociales las herramientas idóneas para crear una suerte de mapa virtual que permita ubicar dónde se encuentran los talentos mexicanos.  Hasta ahora, el hallazgo, dice, ha sido sorprendente, hay al menos una veintena de ellos en compañías profesionales: “No hablamos de compañías amateur, sino realmente de agrupaciones internacionales con importancia en sus respectivos países e incluso en la historia de la danza. No ha sido fácil encontrarlos porque se pierde el vínculo, porque ellos se concentran en sus carreras y después no saben a dónde hacer llegar sus currículos:“Tener un banco de datos que nos dé información precisa no es una cuestión de orgullo nacional, sino un esfuerzo que aportará a la construcción de un capítulo importante de la danza nacional, porque todos tuvieron una formación en escuelas mexicanas ya sea del INBA o particulares”, explica la maestra con más de 25 años de labor en el INBA.

     “Los que dicen que Elisa Carrillo e Isaac Hernández son los primeros en ubicarse en el mundo están equivocados. Hay toda una historia de mexicanos desde hace mucho tiempo; entre los casos más recientes está Jaime Vargas, que fue bailarín principal en el Royal Winnipeg Ballet; Edwin Mota, en el NYC Ballet y Javier Torres, bailarín, maestro y coreógrafo en el National Finnish Ballet”, señala Barraza. “Hace tiempo, Domingo Rubio fue nombrado por el Dance Magazine como uno de los 25 bailarines a seguir por su gran talento. La lista parece interminable

 “Si sumáramos a los de danza contemporánea con jóvenes como Erick Montes o a los de danza española, la lista de mexicanos en el extranjero sería más amplia”, dijo. ¿Por qué hay una efervescencia?, se le pregunta a César Delgado.

“Porque hay buenos maestros. Las condiciones de trabajo desfavorables en las que trabajan, muchas veces con directores que no cumplen con su cometido, son una realidad, pero hay muchos maestros que realmente están entregados y todos estos jóvenes han demostrado que México sí forma bailarines no sólo en escuelas como la Nacional de Danza Clásica y Contemporánea, también en academias al interior del país, por ejemplo Anís Bueno, quien estuvo en Stuttgart y se formó en Veracruz”, señaló. Por su parte, Barraza señala: “El mérito es de ellos, pero sí puedo decir que en México hay gente muy entregada a la enseñanza”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s