JUFRAGO Plástica fronteriza de poético terrorismo

pintura

Por: Jesús Flores Villegas.
                                               Maestro de arte contemporáneo

“Corner of the universe, corner of existence, metabolism and true power”
(“Esquina del universo, esquina de la existencia, metabolismo y poder verdadero”)
Juan Francisco González Rosales “JUFRAGO”.

México celebraba a principios de los 80`s la llamada border culture como un modelo para definir una identidad postnacional,  es decir la border culture era una nueva manera de reorganizar la cultura mexicana. Ya no se trataba  de averiguar si en la frontera de nuestro país con Estados Unidos seguían existiendo valores nacionales sino más bien de que forma seguían  viviendo en la producción de símbolos culturales. La frontera para Juan Francisco González Rosales ”Jufrago” (Matamoros, 1974) es una esquina del universo, esquina de la existencia, esquinas que limitan y delimitan valores e identidades que se manifiestan a través del intercambio de códigos que fluctúan, resisten y metabolicamente cooperan entre si, (“Algunos se anteponen y contradicen las operas imaginarias”) para crear una cultura fronteriza llena de paradigmas y de transiciones transculturales entre identidad y procedencia regional. Así las artes plásticas  de los artistas fronterizos se ven marcadas por una discusión creativa acerca de la superación mental de los límites principalmente aquellos límites sobre la identidad nacional que anulan los enlaces tradicionales entre cultura y espacio.

La frontera entre México y los Estados Unidos es un lugar físico que no podemos pasar pero igualmente es un espacio simbólico  independiente y libre de dominación territorial donde las imágenes andan en guerra y  la demencia social (“Drowned/Ahogado”) se transforma en  referentes míticos para los artistas que plasman sobre su obra la vida cotidiana que se desenvuelve en mas de tres mil kilómetros de largo.

El espacio de la frontera es de tránsito, de paso,  de fuga, de muerte, retorno y fin de una etapa, Matamoros es el  límite  de México  con Texas en la esquina de la costa este. Su opuesto en el otro extremo de la frontera es Tijuana  frontera con California la esquina  hacia la costa oeste, dos fronteras limitadas por una línea marítima y otra territorial que cumplen  como laboratorios posmodernos llenos de  estereotipos para la producción de  arte y que representan el verdadero poder plástico mexicano. En la frontera “Jufrago” invoca a Quetzalcoatl experimenta con el mantra, esquiva de reojo, se identifica con el Santo (Quetzalcoatl, el mantra, el Santo y el ojo), atraviesa, agrede  y reorganiza los materiales de sus piezas para definir la postmoderna  identidad en el arte que se produce  en H. Matamoros Tamaulipas, la ciudad de Jufrago.

Crossover anárquico

         “Me siento más libre y más independiente que cualquier república del mundo”

          Juan Francisco González Rosales “JUFRAGO”.

        

          Hace mucho que la frontera se traspasó de manera anarquista, por un lado con la cultura regional, el comercio, tradiciones,  cultura posmoderna de los medios y por otra parte con los inmigrantes ilegales, sin estos últimos no existirían las ciudades de la frontera. El artista fruto de esta inmigración encarna esa confusión de las fronteras entre naciones, estados, órdenes jurídicos y sus contradicciones correspondientes  que generan la estética del arte contemporáneo fronterizo que constantemente se balancea en una cuerda en equilibrio que podría precipitarse al vacío de renunciar a toda estética en cualquier momento (“Dientes supersanos”) Los artistas de la frontera son deconstructivistas por naturaleza no por tendencia.

Los discursos estéticos deconstructivistas  provenientes de Europa llegaron a México primero a la frontera a través de los Estados Unidos, son discursos anarquistas de visiones eufóricas de la globalización como las culturas suburbanas, nuevos enlaces entre tradiciones locales y regionales que  generaron un  arte que en definitiva llegó a la concisa  aceptación de que la  realidad fronteriza es un mundo poblado de imágenes y objetos del consumo que son potencialmente arte y por lo tanto el mundo de la frontera es bello, y como todo es bello entonces  el arte ha triunfado y se ha hecho excesivo o redundante donde reina el desorden y la intención de renunciar a toda estética o como dice Foucault: son utopías activas, es decir la superposición de diferentes espacios incompatibles entre si, como las tradiciones locales (“El efecto sirena”) nacionales (“¿Dónde estás revolución?”) o globales (“Buda demacrado y el vital prana”) se unen libres e independientes mas allá del espacio y del tiempo en la obra de Jufrago para expresar nostalgias utópicas y proyectos de vida en la transnaciòn que es la frontera entre México y los Estados Unidos.

Jufrago observa al mundo violento y nihilista que le tocó vivir detrás de una  cerradura bajo el principio del nirvana de  retomar del organismo el estado primigenio de lo inorgánico como en “Triángulo” que es como carne que  sabe que el horror ya está adentro y se pregunta  como liberarse  de sufrimientos, tercer ojo que observa al planeta infierno desde su “apando” e intenta  limpiarlo a través de  renacer una y otra vez  y  silencioso e introspectivo  nos muestra   el frenesí que nos rodea para intentar detenerlo en un instante, el instante  del arte.

Obras de Juan que son heridas expuestas al sol donde la carne viva  emana ideas, sueños, miedos, ansiedades en un neoexpresionismo figurativo  intranquilo y ambivalente  que a la vez intriga, Juan  el contrabandista de imágenes de la tierra  libre de dominación simbólica  deja entrever  en su obra avalanchas de mensajes simbólicos que brotan de los semilleros del kitsch por un lado  simplistas y pueriles como tarjetas postales y estampas  de calendario, (“Índigo come manzanas”).

y por otro herederos de las imágenes de shocking que se codifican entre  una contracultura que tiene  por un lado relación con  el rock u otros fenómenos de expresión de la calle como el graffiti y sus murmullos internos de  ansiedad urbana y con el estilo cinematográfico del “Nouvelle Vague mexicano” (Felipe Casals ) cuyos  personajes miran fijamente al espectador  y retratan  la realidad organizando la percepción de las obras de un modo bizarro, expresionista, asfixiante y sofocante sumamente verosímil (“Autorretrato con acorazado”).

Denso el  trabajo de Jufrago deja ver la presencia de una muerte que  evoca al ser humano como medio de configuración pero no de manera  pura ni armónica sino desconcertante y caótica cuyos modelos son recuerdos (Cronenberg, Boltanski, Kippenberger, Kabakov, Paul Thek) y que finalmente sentencian: sobre la frontera aún caminan los espectros y se divisan grandes tormentas(“Variación  001 gritando”).

Colapso plástico, excesos de  terrorismo poético, materiales mixtos, la obra de Juan es la  lucha eterna por compadecer a los  verdugos, para “Jufrago” la libertad humana es fundamentalmente la capacidad para otorgar valor a cada cosa. Somos libres porque recordamos el pasado y nos proyectamos al futuro, y el ejercicio concreto de esa libertad se produce en el acto mediante el cual concedemos sentido a algo que naturalmente no lo tiene (“La H”) De manera que finalmente podemos admitir que el deconstructivismo de Jufrago es buscar la salida del laberinto  y volver a reconocer  la libertad humana mediante el intercambio de códigos enigmáticos que fluctúan, resisten y metabolicamente cooperan entre sí.

Una respuesta a “JUFRAGO Plástica fronteriza de poético terrorismo

  1. Me gustó la redacción del texto señor Jesús Flores V.
    lo que no entiendo del arte es como puede decirse que es libre si está encerrado dentro de las paredes de un museo o galería.

    si JUFRAGO vive en la Republica Mexicana que no todos los paises son Republicas, comparto menos la idea de que sea la más libre y más independiente del mundo. Si dice ser de Matamoros Tamaulipas obviamente está en un error no se olvide de la mano del narcotrafico quienes envuelven con cobija de metralla esta ciudad atemorizada no veo la libertad e independencia ni a la vuelta de la esquina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s